22 junio 2020

La agilidad no es la solución para todo

La herramienta ágil más usada hoy es el Scrum, una metodología que inicialmente nació para el desarrollo de software pero que ahora está siendo exportada a otras áreas.

En resumen Scrum requiere un producto o proyecto claro a desarrollar en un equipo multidisciplinario con un objetivo común, donde se pueda ir entregando valor en entregas incrementales de dos a tres semanas. Debe contar con un dueño del producto (PO), que tenga disponibilidad de tiempo y que represente al negocio. Y se trabaja con una serie de herramientas visuales que facilitan el trabajo y permiten aprender en cada ciclo de 2 a 3 semanas.

El problema es que las empresas con mucho entusiasmo quieren llevar scrum a toda la organización. Quieren ser ágiles, sin embargo, el scrum, no es la solución para toda la empresa. Es buena cuando hay que sacar proyectos o productos. Pero para llevar el día a día, el scrum no funciona. 

Hay otras herramientas que empoderan a toda la organización y permiten mayor agilidad. Holocracia te ayuda a definir muy bien los roles y seguir los cambios en el tiempo, además de proveer herramientas muy potentes para manejo de reuniones de equipo gerenciales.

Otras herramientas que ayudan en la agilidad son las colaborativas. Como trello, asana, microsoft tea, y planner entre otras. Con estas herramientas es muy fácil colaborar y hacerle seguimiento a nuestros pendientes y del equipo.

Novedades relacionados