23 junio 2020

Creando una cultura de innovación

Hoy muchas empresas están capacitando a su personal en cursos como Design Thinking para que aprendan técnicas de innovación centradas en el cliente. Los capacitan en tecnologías ágiles para que apliquen el concepto de ir creando en pequeños ciclos un producto o servicio cada vez más sofisticado, los capacitan en analytics entre otros cursos relacionados a la transformación digital. Todas estas capacitaciones esperanzadas en que si los empleados tienen el conocimiento, este convertirá en innovaciones.

Pero desgraciadamente, así no forma la cultura. La capacitación es necesaria, pero no es el principal formador de cultura.

Lo primero que tiene que ocurrir para que la empresa innove es que el gerente general de la organización tiene que estar totalmente comprometido con la innovación, tiene que dar el ejemplo, ser el primero en aplicar las nuevas metodologías y además prestarle constante atención.

En segundo lugar, les sigue el equipo de gerencia. Si es posible la gerencia debe generar indicadores de innovación que les de tanta importancia como lo hacen con el EBITDA.

Si las personas de abajo perciben que en el fondo la innovación no es lo que le importa a la gerencia, no se creará una cultura de innovación.